Pynandi

Ni puta ni dios ni reina
Tres vestidos de ao po'i con detalles de ñanduti
2010

Claudia Casarino revisita la historia de la mujer paraguaya. En el siglo XVI, los guaraníes de Paraguay ofrecieron a sus hijas a los españoles para evitar que surgiera cualquier tipo de hostilidad. Durante siglos, a este país le valió la fama de “paraíso de Mahoma”, por lo extendida que estaba la costumbre de la poligamia. Luego, cuando entre 1864 y 1870 el 90% de la población masculina sucumbió en la guerra de la Triple Alianza contra Brasil, Argentina y Uruguay, las mujeres paraguayas tuvieron que hacerse cargo de los asuntos del país devastado prácticamente por cuenta propia, lo que les proporcionó un grado de independencia que superaba el promedio de los países vecinos. El título de la obra es Pynandi, que significa “pies descalzos“ en guaraní y que alude a la pintura La paraguaya (1879) del artista uruguayo Juan Manuel Blanes, donde aunque descalza y rodeada de cadáveres de guerra, la mujer paraguaya continua en pie. El homenaje que realiza Claudia Casarino a estas amazonas a lo largo de la historia paraguaya consiste en tres vestidos entrelazados de manera artística. ¿Son vestidos asignados a la hija, la madre y la esposa, o a las viudas?
Alfons Hug
Paz Guevara

ShareShare